viernes, 10 de febrero de 2017

EL DIARIO DEL OTO (Toledo en Paris)

Querido diario:

A ver te cuento que me fui a Paris  a ver a mi compadre Toledo. Lo encontré dando vueltas alrededor de la sala, como cuy en tómbola. No me aguanté y apenas lo saludé le dije: “Barata ha dicho que entregó 20 millones para usted”. Mi compadre me miró furioso. “Lo sé y estoy indignado”, me dijo, “yo solo recibí 11”. Entonces no supe qué decirle y solo moví mi cabeza a los lados. Toledo me miró y, casi al borde de las lágrimas, me dijo: ¿Acaso ya no se puede confiar en nadie? ¡Carajo!”.



De pronto apareció Eliane. “Alejandro, ya olvídate de eso. No seas angurriento”, le dijo, “ahora debes preocuparte de cómo librarte de la justicia”. Mi compadre se repuso casi en seguida y, por un momento, pareció tener el mismo temple de siempre, aunque en realidad lo que tenía era la misma casaca marrón de siempre. “No te preocupes, Ilián, todo está bajo control. Me voy a acoger a la prescripción”, dijo y, en el acto, Eliane le contestó: “Ah no, Alejandro, tú no te vas a coger a nadie”.  Varios gritos, arañazos y un par de bofetadas después, Eliane comprendió. Mi compadre solo quería hacer lo que hace todo político cuando la justicia lo empieza a acorralar: dejar que pase el tiempo hasta que ya no pueda ser juzgado.

Después de todo, mi compadre lo está haciendo por primera vez; otros, en cambio, ya están curtidos en esto y bien podrían dictar un taller sobre el tema. Por ejemplo, para Alan la prescripción ya no es un simple recurso legal, sino todo un estilo de vida.

“Compadre”, le dije, “aquí en confianza. Dígame, habiendo liderado la lucha contra la corrupción fujimorista, ¿no se sintió mal de recibir ese dinero y traicionar todo lo que hizo?”. En seguida vi que mi pregunta le llegó al alma. El hombre de Cabana, el autodenominado “error estadístico”, me miró verdaderamente conmovido y sacudido en su interior, y entonces, casi temblando, me respondió: “No”.

Ya está. No sigo más, es hora de comer, dormir e hincar como ninguno.

Don Oto. 


Fuente: El Otorongo (Peru21-10.02.2017)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada